miércoles, 17 de agosto de 2016

Los privilegios del señorito



Romper el reflejo del Matterhorn mientra un ¡¡¡Ohhhh!!! con acento japones se escucha en la mañana, acompañado de cientos de clics de otras tantas cámaras.
Y es que, el que puede... puede

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada